jueves, 9 de noviembre de 2017

Acróstico al “Coro Góspel” (Décima)

Cantar es una ilusión
Obsequio de los sentidos
Raudal de hermosos sonidos
Oleadas de emoción.
Gospeleros, sois legión,
Ocarinas afinadas
Salva de notas cantadas
Palabras llenas de amor
Ejemplos de pundonor
Laringes almibaradas.
                                  

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

Aire, mariposa silente.

        Aire, mariposa silente
      que lo abrazas y lo rompes.

       Beso, de rojo ardiente,
       callado, mudo.

       Luz, herida en mis recuerdos
       rasgando el velo de la noche.

       Noche…
       añorada por tus ojos de terciopelo.


                                   (Pedro Vera Sánchez,Trinidad)

jueves, 26 de octubre de 2017

Reseña de Gestiona Cultura Murcia sobre mi obra.

          La poesía de Pedro Vera destaca por sugerir en vez de mostrar y por la profundidad de sus sentimientos, que emanan de su temperamento observador, intuitivo, optimista, de su sensibilidad, empatía y amor por la vida y por las personas. 
          Su poesía va dirigida a la emoción y es admirable la capacidad que tiene para jugar con las palabras y relacionar ideas. 
          Cuando nos aproximamos a su poesía, sentimos la necesidad de percibir la realidad del autor e identificarnos con ella. 
          Esto a veces no es tarea fácil, porque tras la aparente sencillez de algunos de sus versos, se esconde una carga emocional en ocasiones difícil de interpretar, y para ello es necesario saber leer entre líneas y descifrar el simbolismo de sus imágenes poéticas. 
          A mi entender, la libertad, la imaginación, la espiritualidad, la claridad de ideas, el mundo de los sueños, el romanticismo, la templanza y el amor son sus señas de identidad. 

          Clara Sánchez Baldó.
          Licenciada en Historia del Arte y Presidenta de Gestiona Cultura Murcia.

...COMO UNA MIRADA CIEGA.

A mi edad,
la esperanza es como una nube
en levitación constante
sujeta, solamente,
a la ingravidez de una palabra
                                  muda, callada,
a la infinitud de esa mirada ciega
que aportan los años.

En el niño, la esperanza
es una ilusión lúdica
capaz de despreciar
injerencias,
                       palabras,
                                            miradas...

La pérdida de la esperanza,
                                  (a cualquier edad)
aboca a un mundo,
que es infinitamente infinito.


                                (Pedro Vera, Trinidad) 

miércoles, 25 de octubre de 2017

Si me ves aferrado al rencor...

Si me ves aferrado al rencor,
tiéndeme tu mano abierta
cuajada de palabras
llenas de amor.

Si ves que me ahoga el resentimiento
                   (si ese sentir me arrastra),
tiéndeme tu mano
cargada de razón.

Si me ves coronado y engreído…
cargado de esas armas
¡¡lánzame tu puño!!

Déjame, si así me ves.

                        (Pedro Vera, Trinidad)