sábado, 9 de junio de 2018

El Miravete en tu alcoba.


Es muy temprano y, el poema,
como tantas otras veces,
me ha sacado de la cama
mientras duermes plácidamente
e ignorante a mi ausencia del lecho.

El Miravete, monte donde se precie,
con su cruz erguida en lo más alto,
apenas deja vislumbrar su figura
entre el alba que apunta,
en esta mañana que rezuma
de la humedad de las últimas lluvias.

Me llegan los aromas montaraces
del húmedo tomillo, los verdes romeros,
el enhiesto esparto y las floridas albaidas,
perfumes que tantas veces hemos aspirado
en nuestros paseos matutinos
camino del Garruchal,
evitando los intrépidos ciclistas
y algún que otro coche que, tranquilo,
marcha camino de la playa.

Vuelvo a la alcoba y te encuentro
subiendo la persiana y mirando con deleite,
a través de la ventana,
la misma imagen que me ha traído al poema.

Ahora se muestra bella, íntegra
bañada del rosicler de esta mañana primaveral
que, como cada día a estas horas,
te regala el saludo que le faltó a mi poema.

Y me alegro de compartir esa imagen a tu lado.


miércoles, 4 de abril de 2018


Acróstico para Clara Sánchez Baldó
(Soneto con estrambote)


Como reflejo en el agua más clara
La mañana me ofrece tu figura
Alfaguara, manando con premura,
Refugio tan fresco que mi alma ansiara.
Al monte, esos soles de tu cara,
Sorprenden,  y se inclina con ternura
Al escuchar, más que  pasos, finura
Nagual provocador de esa algazara.
Cabás en el que guardo mis pasiones,
Habaneras que calman mis desvelos,
Eso y más  eres tú, cariño mío.
Zafiro que despiertas ilusiones
Balandro que navega por los cielos
Abono para mi cuerpo baldío.
Llegaste a mí, rocío de agua fresca,
Descendiendo a raudales de una umbría
Oasis tornaré cuando era yesca.

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.
02/04/2018.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Acróstico al “Coro Góspel” (Décima)

Cantar es una ilusión
Obsequio de los sentidos
Raudal de hermosos sonidos
Oleadas de emoción.
Gospeleros, sois legión,
Ocarinas afinadas
Salva de notas cantadas
Palabras llenas de amor
Ejemplos de pundonor
Laringes almibaradas.
                                  

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

Aire, mariposa silente.

        Aire, mariposa silente
      que lo abrazas y lo rompes.

       Beso, de rojo ardiente,
       callado, mudo.

       Luz, herida en mis recuerdos
       rasgando el velo de la noche.

       Noche…
       añorada por tus ojos de terciopelo.


                                   (Pedro Vera Sánchez,Trinidad)

jueves, 26 de octubre de 2017

Reseña de Gestiona Cultura Murcia sobre mi obra.

          La poesía de Pedro Vera destaca por sugerir en vez de mostrar y por la profundidad de sus sentimientos, que emanan de su temperamento observador, intuitivo, optimista, de su sensibilidad, empatía y amor por la vida y por las personas. 
          Su poesía va dirigida a la emoción y es admirable la capacidad que tiene para jugar con las palabras y relacionar ideas. 
          Cuando nos aproximamos a su poesía, sentimos la necesidad de percibir la realidad del autor e identificarnos con ella. 
          Esto a veces no es tarea fácil, porque tras la aparente sencillez de algunos de sus versos, se esconde una carga emocional en ocasiones difícil de interpretar, y para ello es necesario saber leer entre líneas y descifrar el simbolismo de sus imágenes poéticas. 
          A mi entender, la libertad, la imaginación, la espiritualidad, la claridad de ideas, el mundo de los sueños, el romanticismo, la templanza y el amor son sus señas de identidad. 

          Clara Sánchez Baldó.
          Licenciada en Historia del Arte y Presidenta de Gestiona Cultura Murcia.