jueves, 31 de mayo de 2012

A modo de felicitación.


Que como el sutil vuelo de la alondra seas capaz de posarte sobre cualquiera de los rincones en los que la felicidad del día se encuentre instalada y permanece ahí queda, como ausente, pero alerta para no desperdiciar ninguno de sus instantes.
Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada