lunes, 23 de julio de 2012

A pesar...


A pesar del malestar y la resaca
aún recuerdo vagamente
las caricias de aquellas
                   solícitas amigas
mientras se agotaba el cava.
         Ahora han cambiado de domicilio
y se olvidaron de anotarme
su número de móvil.

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada