domingo, 27 de enero de 2013

¡Cómo disfruta la rosa...

Cómo disfruta la rosa

la mirada del clavel

cuando la mira de noche

pensando que no la ve.


Erguido sobre su tallo

aguanta la noche entera

mirando el agua del charco

en el que ahoga su pena.


Y la rosa, disfrutando,

se acuesta y duerme segura

que está el clavel vigilando

porque la noche está oscura.


Con la llegada del día

se lava con el rocío

que en su cáliz retenía

y el clavel, mirando el charco

en el que el agua dormía,

se despereza soñando

porque entre sueños veía

unos pétalos volando

sobre la charca tan fría,

con el agua conversando

por si al clavel conocía.

          Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

8 comentarios:

  1. Pedro..." Como disfruta la rosa "

    Que imaginaciòn que no he tenido, el amor entre las flores.

    ¡¡ muy bonito !!!

    un beso desde Argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Doris, el amor se materializa, en la mente del poeta, en cualquier elemento y, en este caso concreto, ha sido mi jardín quien ha tenido a bien sugerirme la metáfora.
      Abrazos querida amiga.

      Eliminar
  2. La rosa disfrutando y el clavel preocupado porque desconocía que ella también estaba pendiente de él..

    Me ha encantado...

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Chon, el clavel (masculino) y la rosa (femenino) representan al hombre y la mujer en un romance amoroso. La mente inquieta de los románticos ve el amor por doquier. Y yo lo soy o, al menos, así me considero.
      Un abrazo y gracias por tus repetidas visitas.
      Es un placer contar con amigas como tú.

      Eliminar
  3. Floridos encuentros y desencuentros, como todos. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, floridos en este caso y plenos de ausencia en otros pero siempre con el amor como telón de fondo.
      Gracias por tu nueva visita Amando y siempre es un placer leer tus comentarios.

      Eliminar
  4. Muy bonito el romance, y muy adecuada armonía entre el concepto y la imagen. Es una retórica preciosa. Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conchi de nuevo por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar