jueves, 21 de febrero de 2013

Te he visto dormida...

Te he visto dormida
y he sentido celos 
al acariciarte la brisa.

Te he visto moverte
y he sentido celos 
del aire que te envolvía.

Te he visto marchar
y he sentido celos 
                     del adiós.

Habría preferido hasta mañana.

O mejor, hasta luego.

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

12 comentarios:

  1. Ya de niño, escuché este cantar:
    Los celos son alfileres
    que no me dejan vivir.
    Quien quiera saber de celos,
    que me lo pregunte a mí.
    .........
    Me gusta el poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José María.
      Efectivamente, los celos son alfileres pero que punzan el alma y este trabajo se lo dediqué precisamente a una persona celosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Amiga Magda, tienes autorización para llevarte todo aquello que te guste. Así es como mi trabajo cobra vida, cuando otro lo hace suyo.
      Por lo tanto las gracias es una palabra que me corresponde a mi.
      Un abrazo Magda.

      Eliminar
  3. Y lo que duelen...
    Precioso, Pedro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro beso para ti Indra.
      Gracias por tu visita.

      Eliminar
  4. Me gustan tus poemas Pedro.. sencillos .. delicados...blancos..me hacen sentir bien...un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josephine.
      Misión cumplida ya que la finalidad de quienes escribimos no es otra que encontrar un lector complacido.
      En este caso una lectora amiga.
      Un abrao.

      Eliminar
  5. ¡Los celos!, la enfermedad de los insegur@s, de las personas con baja autoestima, con sentimiento de inferioridad. Lástima de quienes los padecen y de quienes los aguantan. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, lástima de quienes lo padecen.
      Un abrazo murciano Conchi.

      Eliminar