miércoles, 11 de mayo de 2011

Esperanza de tenerte.


La pantalla me ofende 
con su huérfana blancura. 

Me asusta su descomunal tamaño.

Aparece como un lienzo
            enorme, iluminado, 
            tan solo,  
con la ilusión de tenerte.
Espero verlo repleto 
de pinceladas 
tan hermosas 
como la silueta de tu figura, 
saturado de un rojo 
tan intenso como la pasión 
que nos espera a la vuelta 
de la próxima noche,
donde se esconden los besos.

              Ofende la pantalla 
           por la desazón 
           de no tenerte 
           a mi lado.

2 comentarios:

  1. Gracias Mágica. A veces, también de la desazón, puede sacarse algo positivo.

    ResponderEliminar