jueves, 14 de octubre de 2010

A mi higuera

Esta vieja y retorcida higuera,
encaramada al dintel de mi ventana,
con aspecto de antaño vivir sana
hoy se encuentra de ramas muy ligera.
Es el gris su color predominante
y su fruto suele ser bastante escaso
pero yo que la observo a cada paso
llego incluso a pensar que es elegante.
Este año yo quisiera amiga mía
que de verde se llenaran esas ramas
y tu olor fuera el olor que cada día
se colara a través de mis ventanas
y si vieras que mi cama está vacía
es que he ido a verte,
como todas las mañanas.


Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

22 comentarios:

  1. GENIAL ESTE PEDRO!!!! TE QUIERO AMIGO Y TU POESÍA ME ENCANTA!!!! UN BESO

    ResponderEliminar
  2. Si la poesía es un género literario por sus cualidades estéticas y evocativas, mi amigo Pedro le aporta, a mi juicio, mucho más.Le pone alma y sentimiento.Aunque luego las flores se las lleve Trinidad..jajaja.Muchas gracias,Pedro y enhorabuena por regalarnos este espacio pleno de poesía pura y cristalina.Abrazos chillaos!!

    ResponderEliminar
  3. La poesía está más allá de la estética, está en la piel, en el alma, en todas las cosas de la vida. Precioso Pedro!!! Un abrazo de tinta!

    ResponderEliminar
  4. Mª Carmen, Paco, Ana María, gracias por vuestras alentadoras palabras. No significan más que un pequeño impulso para seguir intentandolo. Ni significan menos que el cariño que me dispensais. En cualquier caso... ¡¡que la musa me acompañe para poder ofreceros algo más y mejor!!

    ResponderEliminar
  5. Me hurgaste en los recuerdos,me hurgaste el alma.....

    La higuera de antaño q tenia mi abuela,no en una ventana,pero nos cobijabamos en ella los dias calurosos...
    AXIAS¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Este es uno de los poemas que más satisfacción me ha producido y me sigue produciendo.
    Me alegro de que lo hayas disfrutado.
    Gracias por dejarme tus palabras.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno. Ya me cae bien esa higuera...

    ResponderEliminar
  8. Espero caerte bien yo también, tanto en lo personal como en la parcela literaria. No mereces menos. Gracias.

    ResponderEliminar
  9. A pesar de que la higuera de pocos frutos, expresas una bonita relación emocional con la misma.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. El amor, el cariño, los sentimientos, a veces, no están regidos por la razón. Es el corazón quien impone sus leyes.
    En eso estoy. En ello nos va la vida a quienes sentimos y expresamos el sentir.
    Gracias Alejandro por pasarte por este vuestro espacio de letras.

    ResponderEliminar
  11. Pedroooooo al fin estoy por aqui espero me recuerdes!He vuelto a leer ésta poesía y me conmueve hasta el alma.
    saludos
    nina salinas
    (chilena)

    ResponderEliminar
  12. Claro que te recuerdo Nina. Chile y vos vais siempre en mi corazón.
    Te espero más a menudo y no te detengas sólo en mi higuera, hay otras ramas, otras plantas, otros arbustos que debes conocer y apreciar los distintos aromas que cada uno pueda aportarte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Ha de perdurar esta higuera, como enseña de un diálogo de amistad y poesía, y hemos de saborear su fruto en la primavera de un nuevos encuentros.
    Un abrazo desde Badajoz, Antonia

    ResponderEliminar
  14. Gracias Antonia. Hasta la primavera en Badajoz.

    ResponderEliminar
  15. Un delicia encontrar tu blog Pedro, y ver que tú también tienes una higuera dotada además de frutos, de alma, un alma solitaria y desparramada por el suelo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Virtudes por tus palabras. Recogeremos los frutos de esa vieja higuera hoy rejuvenecida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Y si vieras que mi cama está vacía, es que he ido a verte como todas las mañanas.
    Que bonito. Semejanza entre higuera y mujer. El final me ha encantado.
    Besos de macedonia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que en esa macedonia incluyas el higo y/o la breva, jajaja.
      Abrazos Mariangeles y gracias por tus visitas..

      Eliminar
  17. Es muy emotivo este poema. A la higuera también escribió Miguel Hernández, sin embargo, la cadencia de este poema me recuerda la poesía del XVII, Me ha gustado mucho. Conchi Galindo Pedrosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cgacias por tu visita Conchi.
      Todo un honor para mi las palabras que me dedicas al compararme con los grandes de la poesía.
      Solo intento disfrutar con lo que hago y, si es posible, hacer disfrutar a quienes me leen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Adoro las higueras, así casi tanto o más que los cerezos. Vera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Vera, esta rama pertenece a los cerezos del Jerte en flor y más concretamente en Las Nogaledas.
      Un abrazo y volvemos a vernos el próximo año en Riba-Roja de Ebro.
      Abrazos.

      Eliminar