viernes, 18 de noviembre de 2011

Mi cama es un desierto


Mi cama es un desierto
de ausencias.

Esta tarde,
después de la siesta,
me ha preguntado por ti.

Mi piel le ha explicado
la variedad de aromas
e intensidad de nuestros besos.

No ha quedado satisfecha.
                                                         
Tendrás que acariciarla
con la seda de tu piel.

Ya sólo falta
continuar tras la huella
de nuestros deseos.

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada