lunes, 14 de diciembre de 2015

Sinceridad.

No es tristeza lo que escuchas
amigo de mis versos
que el sentimiento se escapa de mi boca.

No es la pena lo que escuchas
amigo de mis versos
que también hace llorar la alegría.

No es dolor lo que lees
amigo de mis versos
que también la rosa clava y hace herida.

No es la muerte compañera
amigo de mis versos
que a todos nos acompaña en nuestra vida.

Es la vida que pregono,
amigo con mis versos,
que rebosa, que me embriaga y que me ahoga
que el sentimiento,
amigo con mis versos
se escapa de mi boca.

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, amigo Mark.
      Saludos.

      Eliminar
  2. No es la vida que se sobra, es... poesía que rebosa... Me ha hecho cómplice tu poema...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y tu comentario, amiga Anabel.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Esto no es poesía...ella se queda a los pies de tan grandiosas reflexiones.Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonia por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar