domingo, 7 de abril de 2013

El rico epulón.



En un país de Epulones,

con espuelas y espolones,

los lázaros desvalidos

se niegan a ser vencidos.

Claman que impere justicia

pues, es tanta la avaricia

de quienes han el poder,

que sienten su sangre arder

y cada día que amanece

ven que a su lado fenece

un poco de libertad,

viven de la caridad

y están siendo desahuciados:

son los nuevos marginados.

Pueblo llano, si estas vivo,

no asumas que eres cautivo

y defiende con tesón

los restos de tu blasón

y contra la hipocresía

haz valer tu bonhomía.

La usura y el descontrol

no son propias del bizarro

y en metáfora de flor

el usurero es el cardo

y el pueblo Cid Campeador.

                        (Trinidad)









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada