martes, 11 de febrero de 2014

La luz

La luz, 
gris azulada de la amanecida, 
tendía su velo sobre el mundo 
cuando se echó en la cama, 
cerró los ojos 
e intentó dormir. 

Pasó largo rato sobre el lecho
hasta que la sonrisa, 
apenas esbozada, 
murió en sus labios.

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada