viernes, 3 de agosto de 2012

Y todo es realidad.

Qué distintos
son los sueños
de la realidad.

Dos rosas rosas adornan,
en un búcaro,
la mesa,
como salidas del jardín
de los sueños.

Una rosa roja sangra,
de felicidad,
esparciendo sus pétalos
sobre la cama
para cumplir un sueño.

La realidad:
dos corazones
ansiosos de amor
hoy rebosan alegría
en presencia de dos rosas rosas
mientras la rosa roja
se deshoja sobre la cama
suplicando que los besos
regresen cada fin de semana
a llenar dos corazones
que viven, ilusionados,
una ansiada realidad.

Y esa realidad,
tan terca y tan dulce,
está ahí,
aquí,
entre nosotros,
cada fin de semana.

Y todo parece un sueño.

Y todo es realidad.

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada