jueves, 3 de marzo de 2011

Llegaste al aterdecer

"Ser amable es ser invencible"
(Proverbio chino)

Llegaste al atardecer
hablamos y ese, justo ese,
fue el punto de partida.

Era tu cara un océano de tristeza
en el que naufragaban tus palabras
y pedían auxilio tus sentimientos.



Ascendimos la pendiente
desgranando una charla distendida,
aspirando los aromas del monte,
entre el canto último de los pájaros…
y volvimos sobre nuestros pasos
para hacer recuento de sensaciones.

Fuera, el frío de la noche
cayó de repente
se acercó sigiloso y te abrazó.

El resto de la velada,
recostada en un sillón,
te mostraste distinta,
fuiste tú misma de nuevo
y volviste a sonreír.

¡Entonces apareció el poema!

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada