jueves, 3 de marzo de 2011

Ayer encontré un jardín


Ayer encontré un jardín
y vi una flor que lloraba
inclinándose hacia mí
me pidió que la cortara.

Por culpa de un pajarillo
estaba triste la flor
llorando como un chiquillo
que pierde el primer amor.

Le pregunté la razón
que causó su desengaño
y vi que a su corazón
le habían hecho mucho daño.

Ante ella me incliné
y la cuidé como a un niño
con mi sangre la regué
y la llené de cariño.

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada