lunes, 12 de agosto de 2013

¡Así nos va...!



Es imposible detener

el curso de esta vida,

a la que estamos abocados,

como lo es, a mi entender,

el sentirnos ABO(chor)NADOS

por la fecunda ineficacia de nuestra,

tan respetable como inepta,

casta política que ciega

(o tuerta en el mejor de los casos),

todo lo rige.



Gentes honradas

pueblan los cementerios

mientras, impunemente,

pululan día y noche los desalmados

que, de forma gratuita,

destrozan familias y vidas

gozando por ello de beneficios

penitenciarios como recompensa

a sus fechorías y, al salir,

cobran el paro.



Y todo gracias

a nuestro sudor en vida.



¡Así nos va… y tan panchos!

             (Trinidad)






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada