miércoles, 11 de septiembre de 2013

Reflexiones ajenas que hago propias.



Paul Valéry dijo que... "no es el poeta el que hace al poema, sino el poema el que hace al poeta.

Que no hay un ser llamado poeta, favorecido por el curioso don de que todo lo que escribe sea poesía, sino que hay poemas que pueden convertir en poeta (aunque no lo sea más que de forma fugaz) a quien los escribe.

Por eso, hasta los autores de los versos más sublimes, pueden perder el don y hacer naderías.

Y por eso igualmente, hasta los más tenues cantores pueden alcanzar, aunque no lo sea más que por un instante, su día y su Dios".

Y lo suscribo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada