lunes, 24 de enero de 2011

Duerme mujer

Duerme mujer
hasta que te acostumbres
a mi compañía
            tan sola, tan salvaje,
hasta que mi presencia te ilumine
o, en mi ausencia,
seas incapaz de contenerte.

Duerme...
pero que tus sueños
cobren vida en mi boca.

Pedro Cera Sánchez, Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada