viernes, 15 de octubre de 2010

Con-fusiones

Sobre el pino de mi casa
sopla el viento,
brillantes y monótonas sinfonías
nadan al aire.

En el pino de mi casa,
anidan palomas y jilgueros,
y se cuela el Sol, a escondidas,
mientras camina al ocaso.

Ante el pino de mi casa
tengo mi hogar,
papel y pluma,
y una silla al fresco.

Bajo el pino de mi casa...
la música, un jilguero,
algún que otro rayo de sol,
y mi silla,
y mi pluma,
mi alma y yo.

Pedro Vera Sánchez, Trinidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada