jueves, 14 de octubre de 2010

Oriente

Mientras hallo las palabras
que han de completar el poema,
me recreo en ti
noche,
cuando apunta
la sombra de un nuevo día
cargado de añoranza,
y de tu ausencia,


y la guitarra…
suena a Sabina.

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada