jueves, 14 de octubre de 2010

Mirar tu cara

Mirar tu cara morena…
es contener un suspiro
entre tu pelo negro,
alegrar las mañanas del otoño
gris, amarillento y frío,
al calor de tu sonrisa,
enfrentarse a cada día
con la elegancia de tu talle,
con la cadencia de tu voz,
detener el tiempo y estirarlo
junto a la brisa del mar
traspasando el horizonte.

Mirar tu cara morena…
es disfrutar de la ceguera
en los días de ausencia,
es tener el pensamiento absorto
sumido en tus recuerdos,
recuerdos de locura,
recuerdos de ti,
recuerdos…

Pedro Vera Sánchez, Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada